Cláusulas suelo: Qué son y cómo recuperar lo indebidamente pagado.

Durante estos meses se está hablando largo y tendido sobre las famosas cláusulas suelo, pero todavía parece que, ya bien sea por la gran sobrecarga de información que hay, o bien porque parece un tema lejano que no nos afecta en absoluto… Aun hay bastantes consumidores que no han comprobado si su hipoteca está afectada por las cláusulas suelo, o consideran que en su caso particular, no tienen posibilidades de reclamar. Por este motivo, voy a intentar esclarecer en este blog qué son, cómo reclamarlas, quiénes podrían hacerlo, hasta cuándo y otras cuestiones que pudieran ser interesantes para que te devuelvan lo que es tuyo. ¡Allá vamos!

¿Qué es una cláusula suelo?

La cláusula suelo hace referencia a una cláusula contractual recogida en el contrato de préstamo hipotecario de hipotecas a interés variable. Por lo tanto, si tu hipoteca es a tipo fijo, no vas a tener cláusula suelo, porque siempre vas a pagar el mismo tipo de interés, aunque el Euribor u otro índice de referencia, suba o baje.

Generalmente las hipotecas a interés variable tienen sus pros y sus contras. Sus principales ventajas es que se dan a tipos de interés más bajos que las tipo fijo y como toman por referencia un índice determinado (generalmente el Euribor), si este baja, baja también nuestra hipoteca, lo que nos puede dar importantes alegrías.

Pero por lo mismo, también tiene su desventaja: cuándo el índice sube mucho, nuestra hipoteca se encarece y puede llegar a ser superior que el tipo fijo que nos ofrecieron a la firma de nuestro contrato. Lógicamente la variabilidad del tipo de interés es un riesgo que las personas que suscriben la hipoteca deben valorar, ya que el período de pago es muy elevado y puede haber una alta volatilidad de los tipos variables.

Pero, ¿Por qué el banco imponía la cláusula suelo? Pues, lógicamente para no perder dinero. Si el índice de referencia baja mucho, el tipo de interés de tu hipoteca será muy pequeño, y por lo tanto los bancos te habrán dejado dinero sin quitarle prácticamente rentabilidad. Por eso, establecían una cláusula suelo por la que, si el tipo de interés baja mucho, tu siempre ibas a pagar un mínimo. ¡Y no podrás bajar de ahí!

Problema:

Que efectivamente, los tipos de interés bajaron y mucho, y la gente con hipotecas variables, en términos generales, debió haber pagado bastante menos de lo que de verdad pagó. Recordemos que a día de hoy el Euribor es negativo.

En el siguiente gráfico vemos la comparación entre el euríbor y una hipoteca con interés variable tipo del euríbor + un diferencial del 0,25% y con una cláusula suelo en el 3%.

ejemplo cláusula suelo

Como se puede apreciar a simple vista, la distancia entre la línea naranja y la línea verde, es lo que se pagó de más por la cláusula suelo.

19

¿Quién puede reclamar?

Tanto la sentencia del Tribunal de Justicia Europeo como el propio Real Decreto-ley 1/2017, de 20 de enero, de medidas urgentes de protección de consumidores en materia de cláusula suelo son bastante específicos en el término “consumidor”. Pero ¿qué entendemos por “consumidor”? El artículo 3 del texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios lo define con claridad:

“Son consumidores o usuarios las personas físicas que actúen con un propósito ajeno a su actividad comercial, empresarial, oficio o profesión. Son también consumidores a efectos de esta norma las personas jurídicas y las entidades sin personalidad jurídica que actúen sin ánimo de lucro en un ámbito ajeno a una actividad comercial o empresarial”. 

Es decir, pueden reclamar aquellos que suscribieron la hipoteca como consumidor, a título personal y sin ser contratada profesionales o empresarios en ejercicio de ninguna actividad económica o profesional.

¿Significa esto que los empresarios y profesionales no pueden reclamar? No, pueden hacerlo, pero no pueden ampararse en las leyes de defensa de los consumidores o usuarios porque no tienen esas características. Habrá que estudiar cada caso en particular.

Tengo amortizada mi hipoteca, ¿puedo reclamar?

La respuesta es sí, aunque hayas amortizado la hipoteca, se puede reclamar las cantidades afectadas por la cláusula suelo hasta un máximo de 15 años, que es lo que marca el Código Civil como plazo de prescripción para este tipo de acciones.

¿Cómo me tienen que devolver lo cobrado de más?

Las cantidades pagadas de más deben ser devueltas en dinero. Es verdad, que se puede negociar con el banco la devolución mediante otro método, como por ejemplo, la entrega de un producto financiero como un plazo fijo, o la compensación mediante amortización de la hipoteca, entre otras posibilidad.

Mi recomendación siempre es, que me devuelvan las cantidades en dinero líquido y ya, cada uno, decide que hacer con él. La entidad bancaria ofrecerá mil y un productos diferentes para retener el dinero en la entidad, pero NO son obligatorios y se requiere el consentimiento del afectado.

¿Cómo reclamar?

Existen dos vías de reclamación: la extrajudicial y la judicial.

La vía extrajudicial fue habilitada por el gobierno a través del Real Decreto-ley 1/2017, dónde será el propio consumidor quién iniciará la reclamación ante la entidad bancaria y esta, en el plazo de 3 meses le indicará las cantidades a devolver. Si la entidad considera que la devolución no es procedente, alegará las razones oportunas y el consumidor deberá acudir a la vía judicial.

La vía judicial siempre va a ser posible, pero hay que tener claro que el Real Decreto-ley es claro: “Solamente si el consumidor rechazase el cálculo de la cantidad a devolver o declinase, por cualquier motivo, la devolución del efectivo e interpusiera posteriormente demanda judicial en la que obtuviese una sentencia más favorable que la oferta recibida de dicha entidad, se impondrá la condena en costas a esta”. Es decir, se pretende que primero se acuda a la vía extrajudicial y luego, si no se está conforme con la resolución del banco, se acuda a la vía judicial.

21

¿Qué hacemos por ti?

En ALONG Business Consulting llevamos a cabo todo el proceso de reclamación ante la entidad bancario, gestionamos toda la documentación, realizamos un cálculo previo de las cantidades a devolver por el banco y las comparamos con el acuerdo ofrecido por la entidad. Si el cliente lo acepta, se acabaría el proceso, y sino, se acudiría a la vía judicial.

Hay que señalar, que contamos con expertos economistas habilitados profesionalmente como peritos judiciales que en el caso de ser necesario acudir a la vía judicial emitirán un informe técnico explicando las cantidades que deben ser devueltas y lo defenderán ante el tribunal. Los economistas son los únicos profesionales habilitados judicialmente para poder llevar a cabo informes y pericias técnicas en materia económica y financiera como es el caso de las cláusulas suelo.

Puedes informarte sin compromiso en nuestras oficinas:

logotipo ALONG BUSINESS CONSULTING reducido

ALONG Business Consulting
C/Virgen de los Remedios, 4, Piso 1º Dcha
36860 Ponteareas – Pontevedra
Tel: 886 216 696
Correo electrónico: info@grupoalong.com

ALFONSO J. LONGUEIRA VALLO
Economista Col. nº 2.541
REFOR Col. nº 3.228
Agente Propiedad Inmobiliaria Col nº 228
Gestor Administrativo nº 1249
Perito Judicial – Tasador Inmobiliario

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s